El accidente ocurrió alrededor de las 12 de la noche en San Antonio y Alta Tensión, en la Ciudad de México, en donde se realizaban trabajos de introducción de tubería para evitar inundaciones en la ampliación de metro que irá de Mixcoac a Observatorio.

Un montículo de tierra se vino abajo y sepultó a dos trabajadores que se encontraban dentro de una zanja.

Paramédicos y elementos de Protección Civil trabajaron en conjunto hasta que lograron rescatar con vida a un trabajador identificado como Bernardo Jiménez Garduño, quien fue llevado a un hospital con múltiples lesiones.

A las 4 de la mañana se confirmó la muerte del otro trabajador, quien se encontraba a casi tres metros de profundidad dentro de la zanja.

Victor Manuel Hernández, rescatista de ERUM, explicó: “Ya se encuentra a nivel de superficie, están esperando a que arribe el ministerio público para que tome fe de los hechos y pueda entonces hacer el levantamiento del cadáver”.

La zona fue acordonada por la Policía para facilitar los trabajos periciales. La obra de ampliación de la Línea 12 fue suspendida temporalmente para dar paso a las investigaciones.

Con información de Carlos Guerrero